Pollo a la cerveza con patatas

Hola, soy Jorge Bourdais (foodnauts) y esta es la receta que comparto con todos vosotros. Sale super económica y te traslada a España totalmente.

Pollo a la cerveza, un plato que muchas de nuestras abuelas nos habrán cocinado alguna vez. Es fácil, barato y con un gran resultado. El pollo es de lo más barato que podemos encontrar en los mercados y que tratado con cariño nos puede dar más que otro tipo de carnes.

En esta ocasión, el plato consiste en hacer un sofrito de verduras a nuestra elección (ya dijimos que cuanta más verdura mejor) que en esta ocasión recomendamos un sofrito base de puerro, ajo y cebolla. Todo bien pochado para que al cocer pase a formar parte de nuestra salsa. Le pondremos una zanahoria por persona cortada en rodajas muy finas.

También necesitaremos una patata por persona cortada de la manera que más nos guste, puede ser en panadera (rodajas), bastones más o menos gordos, con piel o sin ella… Con ellas lo que haremos será freirlas en una sartén aparte y añadirlas cinco minutos antes de terminar el guiso.

En cuanto al pollo, recomendamos utilizar muslos y no manipularlos. Directamente los marcamos en una sartén con un poco de aceite para conseguir que la piel se dore mejorando así el aspecto visual del plato. Una vez marcado, reservamos hasta que el sofrito este casi bien pochado.

Cuando tengamos el sofrito listo, echamos la zanahoria e introducimos el pollo dentro de la cazuela con nuestras verduras y le damos un par de vueltas para que los sabores se mezclen. En ese momento, abrimos la cerveza y echamos hasta cubrir el pollo.

Dejamos que alcance el punto de ebullición y bajamos el fuego lo justo para que siga cociendo pero sin maltratar el pollo. En foodnauts somos partidarios también de las cocciones no agresivas a menos de que sea estrictamente necesario, asi conseguimos guisos más suaves, más lisos y limpios.

Con el pollo cociendo, podemos irnos tranquilamente a hacer nuestras cosas. Tan solo tenemos de vez en cuando que comprobar el nivel caldo que tiene la cazuela, pues aquí entra en juego nuestros gustos personales:

Dependiendo de como nos guste la salsa, necesitará aporte de más cerveza durante la cocción o no. Si queremos que al finalizar el guiso haya bastante salsa, más o menos a los 10 minutos lo volveremos a cubrir. Además, si nos gusta que no tenga demasiado sabor al amargo de la cerveza, podemos mezclar con agua.

Aproximadamente en 20-25 minutos estará listo nuestro pollo, cinco minutos antes de pararlo, echaremos las patatas y tapamos la cazuela. Con eso nos aseguramos que queden cocidas por dentro sin perder nada de líquido en el guiso.

Finalmente, lo único que no se nos puede olvidar es acompañar este platazo con una buena barra de pan crujiente (en foodnauts recomendamos media barra por persona) y alguien con quien comentar la jugada.

Uno de nuestros platos de pollo favoritos, receta de la yaya foodnaut. ¡Que la disfrutéis!

Jorge Bourdais